<

miércoles, marzo 22, 2006

En memoria del doctor Francisco Calatayud Carral

ARTÍCULO PUBLICADO EN EL DIARIO MONTAÑÉS EL 18 DE MARZO DE 2006



Por la consulta del doctor Francisco Calatayud Carral, recientemente desaparecido, pasaron familias enteras de Santander y de la región. Después de una brillante carrera de Medicina (con 19 matrículas de honor), estudió la especialidad de Odontología con el doctor don Bernardino Landete, eminencia europea de la cirugía maxilofacial, con quien se especializó siendo su ayudante dos años, convirtiéndose en el primer cirujano maxilofacial formado en Cantabria y pionero en las técnicas de osteosíntis maxilares en traumatismo y deformidades faciales.

Calatayud, doctor en medicina y con el tiempo colegiado de honor del Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Cantabria, fue también el iniciador de los tratamientos con implantes en la década de los 60 en el Hospital Santa Clotilde. Se jubiló en 1985 de su consulta situada en la Plazuela del Príncipe tras pasar el testigo a su hijo Francisco y después de haber desarrollado toda su actividad profesional en Santander durante más de medio siglo.

Organizó junto con el doctor Berrazueta el primer Congreso de Ortodoncia celebrado en Santander y participó como organizador durante los años 1967, 1968 y 1969 en los cursos de Odontología que se celebraron en la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo.

Pero, al margen de su ciencia, es justo a la hora del adiós resaltar para las jóvenes generaciones, que fue ante todo un hombre afable al que no le costaba tranquilizar la llantina y temor de los críos haciendo gala de su sonrisa bonachona y ejercer suma paciencia con los pacientes nerviosos, tal vez porque como deportista consumado sabía lo importante que era tener bajo control los nervios.

El doctor Calatayud había nacido en Santander en 1917 y heredó la vocación de su padre, Francisco Calatayud Mingote, un médico valenciano que se estableció en Santander.

Consumado nadador, su gesta de cruzar el Estrecho de Gibraltar en 1951, le convirtió en “Hombre del año 1951”, deporte que cultivó toda su vida y un gran aficionado al golf. Pero por encima de sus méritos profesionales y deportivos, cabe resaltar que fue sobre todo un hombre bueno, al que le gustaba reunirse con sus amigos en el Real Club Marítimo para hablar de ese Santander que tanto quiso.

Estaba casado con Maria Teresa Prieto Lavín, con quien tuvo cuatro hijos: Ana, Teresa, Francisco y Stella; y ocho nietos.

3 Comments:

Blogger Emigrantes.tk said...

Hola!
Saludos desde http://emigrantes.blogspirit.com/
(empezamos en blogger, pero nos acabamos de mudar) ;-)
Te cuento: somos un blog y un foro dirigido a la gente hispanoparlante que vive fuera de su país temporal o permanentemente...
En el blog tenemos una lista de blogs, flogs y otros sitios de "emigrantes", y hemos incluído el tuyo... ^_^
Por favor, dínos si te molesta que lo hayamos puesto para en ese caso borrar el enlace, pero esperamos que no sea así.
De paso te invitamos a visitar nuestro foro, y si quieres a participar en él:
http://www.zonaforo.com/emigrantes
Gracias por leer! ;-)
Saludos!
emigrantes@gmail.com

martes, marzo 28, 2006 5:05:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

You have an outstanding good and well structured site. I enjoyed browsing through it lds italian charm bracelet benefits of sauna relief pain Rick salomon and paris hilton Perfume hugo boss perfumes aftershaves Mindspring isp hot tub ozone system

jueves, marzo 01, 2007 8:24:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Where did you find it? Interesting read mesotherapy boca raton

domingo, marzo 04, 2007 1:07:00 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home